Articulos

¿ADORAMOS A MARIA?

Posted by Ministerio de Comunicaciones de la rcc-li on 18 Ee mayo Ee 2021 a las 18:25

RENOVACION CARISMATICA CATOLICA


MES MARIANO


3. ¿ADORAMOS A MARÍA?


 

Cuando un hermano protestante se encuentra con un católico debil en su fe,

inmediatamente le dice: «Los catolicos ADORAN A MARIA: La Biblia dice que eso es

pecado porque solo se debe adorar a Dios». 1, Estan seguros los hermanos

protestantes de que, de veras, ADORAMOS a la Virgen Maria? i Que dificil creerlo!

No sera, mas bien, un bonito eslogan que les ha dado resultado para confundir a

algunos católicos debiles en su fe? Pero es evangelico -conforme al Evangelio-

«calumniar» a otro para conseguir proselitos? ¿Estan convencidos los pastores

protestantes que, de veras, los católicos adoramos a la Virgen Maria? Adorar

quiere decir rendir culto divino a una persona o cosa, el culto que se rinde a Dios. Si

nosotros adoraramos a la Virgen Maria, no podriamos hablar de la Santisima

Trinidad; tendriamos que referirnos a la Santisima Cuarteta: Padre, Hijo, Espiritu

Santo y Maria. Cosa que nunca nos ha pasado por la mente. Creen sinceramente

los pastores protestantes que nosotros rendimos culto divino a la Virgen Maria?

iMuy dificil creerlo! Si no lo creen, sinceramente, entonces por que permiten que

los de su congregacion continuen «calumniando» a los catolicos? Es eso

«evangelico»?


Veneramos a la Virgen María


Por que VENERAMOS de manera especialisima a la Virgen Maria? La respuesta la

encontramos en la Biblia. Cuando el angel le anuncia a la Virgen Maria que será la

Madre del Mesias, le dice varias cosas muy reveladoras: La llama “llena de

Gracia» (Lc 1,2), le asegura que por obra del Espiritu Santo sera la "Madre del

Hijo de Dios» (Lc 1, 35). Por medio de esta revelación del angel sabemos que Dios

«lleno de Gracia» a la Virgen Maria porque ella fue la Nueva Arca de la Alianza

donde se posó la «divinidad». Es por eso que Dios, antes del nacimiento de Jesus,

la “lleno de Gracia» para que Jesus naciera en un receptaculo no tocado ni un solo

instante por el pecado original. Por eso a la Virgen Maria la llamamos

«Inmaculada Concepción».Porque desde su nacimiento fue llenada de Gracia,

porque Dios se preparó una morada para que fuera templo de la divinidad.

La Virgen Maria, en su canto del Magnificat, dice: «Se alegra mi espiritu en Dios

mi Salvador» (Lc 1, 47) llama a Dios su «saIvador». Ella fue redimida

anticipadamente en previsión a los meritos de Jesus en la cruz. La Virgen Maria no

es divina: tuvo que ser «salvada» previamente para ser llenada de Gracia, como el

Arca del Nuevo Testamento. El Arca de la Alianza del Antiguo Testamento contenia

simbolos religiosos (Tablas de la Ley, Maná, la vara de Aaron). La Virgen Maria no

 contuvo simbolos religiosos, sino a la misma divinidad. Jesus era Dios y hombre. En

su mismo cantico del Magnificat, la Virgen Maria, al reconocer lo que Dios ha

obrado en su vida, hace una profecia: «Me Ilamaran bienaventurada todas las

generaciones» (Lc 1, 4), es decir, llena de la Gracia del Señor.


El angel, en la anunciación, tambien le dice a la Virgen Maria que sera la Madre del

Hijo de Dios (Lc 1, 32). Por eso, sin complejos teologicos, la llamamos: «Madre de

Dios». No significa, de ninguna manera, que la Virgen Maria engendre a Dios. Ni se

nos ocurre! Simplemente que es Madre de Jesus que es Dios y hombre a la vez.

Al llamar a Maria «Madre de Dios», no afirmamos ninguna superioridad sobre Jesus.

No le dedicamos ningun atributo divino. A los hermanos protestantes les disgusta

sobremanera que la llamemos «Madre de Dios». Se les olvida que su fundador,

Martin Lutero, tambien llama «Madre de Dios» a la Virgen Maria en el precioso

estudio que hizo sobre el Magnificat.


La respuesta de porque VENERAMOS con mucha fe y devoción a la Virgen

Maria tambien la encontramos en san Lucas, en el momento que Maria va a

visitar a su prima santa Isabel; esta, llena del Espiritu Santo, la llama: «Madre de

mi Señor», «Bendita entre todas las mujeres», «Bienaventurada tu que has

creido» (Lc 1, 42-45). Isabel, llena del Espiritu Santo, llama a Maria: «Madre del

Señor», que en la Biblia significa: Madre de Dios. Una persona llena del Espiritu

Santo no puede decir «disparates teológicos».


Como Isabel, llena del Espiritu Santo, nosotros no tenemos ningun reparo en

llamar a la Virgen Maria: “Madre del Señor”, «Madre de Dios». Tampoco creemos

hacer mal si, como Isabel, la nombramos «Bendita entre todas las mujeres», o

“Bienaventurada». Nos sentimos muy gozosos de estar incluidos entre las

«generaciones» que Maria profetizó que la llamarian «bienaventurada».

Con frecuencia, alguna persona, que ha sido cuestionada por algun hermano

protestante, me ha preguntado si se puede «alabar» a la Virgen Maria; que le han

dicho que solo se puede alabar a Dios. Yo los he enviado inmediatamente al

Evangelio de san Lucas, a los pasajes de “la anunciacion del angel» (Lc 1, 28-3) y de

«la visita de Maria a Isabel» (Lc 1,39 45). Nada menos que Dios Padre manda a

decirle a Maria por medio de un angel: (“Dios te salve, llena de Gracia» (v. Lc 1,

2). Tambien Isabel, llena del Espiritu Santo (inspirada por el Espiritu Santo), la

alaba diciendole: «Bendita entre todas las mujeres» (v. Lc 1,42),

«Bienaventurada» (v. Lc 1,45). No hay que tener miedo de hacer lo mismo que

hicieron el angel Gabriel e Isabel. No tiene sentido hablar de que no se puede

alabar a Maria. Y no solo intelectualmente, sino de corazón. Alaban de corazón los

hermanos protestantes a la Madre del Señor? ¿Por que tienen miedo de hacerlo?

El angel Gabriel, enviado por Dios, no tuvo temor de alabarla; tampoco santa

Isabel, por inspiración del Espiritu Santo.


Siempre Virgen Maria


Cuando se toca el tema de la Virgen Maria, lo primero que muchos hermanos

protestantes se apresuran a decir es: “Maria tuvo otros hijos». Como que tener hijos

 fuera algo malo. Algo que desagrada a Dios. Si la Virgen Maria, en los planes de Dios,

hubiera tenido «otros hijos», para nosotros seguiria siendo la «Ilena de Gracia», la

“Bendita entre todas las mujeres», la "Madre del Señor». No le restaria nada a su

privilegio de ser la Madre del Señor. El matrimonio es un Sacramento. Algo Santo,

instituido por el mismo Dios. Pero, en la Biblia, claramente, se revela que Dios

quiso que Jesus naciera virginalmente de Maria, solo por obra del Espiritu Santo. Y

tambien que Maria permaneciera siempre Virgen.


Cuando el angel le anuncia a Maria que va a quedar embarazada y será la

Madre del Hijo de Dios, ella turbada, responde: «No conozco varón» (Lc 1,34), es

decir, no he tenido relaciones sexuales con ningun hombre. El angel, de parte de

Dios, le explica que todo sera por obra del Espiritu Santo, sin «concurso de varón»

(Lc 1,35). Esto se aprecia con evidencia en el Evangelio de san Mateo, que

describe, dramaticamente, la situación del novio José, que al enterarse del

embarazo de Maria, se deprime y piensa abandonarla «en secreto» (Mt 1,20),

para no tener que acusarla ante un tribunal, como mandaba la ley. Todo se

resuelve con un sueño-visión que tiene José. Dios le aclara que la concepción de

Maria ha sido por obra del Espiritu Santo. Se le ordena a José que lleve con

confianza a Maria a su casa (Mt 1,20). Más claramente no se puede detallar el

plan de Dios de que Jesus naciera virginalmente. No segun las leyes biologicas.

Hay que tener muy presente que Jesus no era simplemente un hombre. Era Dios y

hombre; nunca dejó de ser Dios.


El problema con los hermanos protestantes es que se basan en algunos textos

biblicos que, segun ellos, indican que Maria no fue siempre virgen. El primer

texto es el que narra lo que sucedió despues del sueño-visión que tuvo José. Dice

el texto: «Y no la conocia hasta que ella dió a luz a un hijo, y le puso por nombre

Jesus» (Mt 1, 25). Los otros textos que los hermanos protestantes esgrimen para

«probar» que Maria no permaneció siempre virgen son los varios pasajes que

hablan de los «hermanos de Jesús” (Mt 12, 46, Mt 13, 55-56; Mc 6, 3 ). Otro texto

clave para ellos es el de Lc 2, 7, en el que el evangelista narra que Maria tuvo a su

hijo primogenito. Segun ellos, esto indica que tuvo otros hijos.


Habria que comenzar por recordarles a los hermanos protestantes que sus

«fundadores», Lutero, Calvino, Zuinglio, siempre se refirieron a Maria como «la

siempre Virgen Maria». En los «Articulos de la Doctrina Cristiana», que debian

profesar los protestantes, Lutero escribe que Jesus nació de «Maria pura, santa y

SIEMPRE VIRGEN» (año 1537). Calvino trató de ignorante a Helvidio (hereje del

siglo V) porque afirmaba que Maria tuvo otros hijos. Zuinglio escribio: «Maria,

como virgen pura, nos engendró al Hijo de Dios, y tanto en el parto, como

despues del parto SE CONSERVO SIEMPRE VIRGEN, pura e integra» (Corpus

reformatorum, Zwinglii, Opera 1424). ¿Por que para los hermanos protestantes

es correcta la interpretación que los Reformadores protestantes hicieron de la

Biblia con respecto a que la justificación es «solo por la fe»; pero es «incorrecta» la

interpretación que los mismos Reformadores hicieron de la Biblia, cuando afirmaron

que Maria permaneció «siempre Virgen»? i,Que paso? No era el Espíritu Santo el

que les ilumino su interpretacion de la Biblia en ese entonces? zEs posible que el

Espiritu Santo a los Reformadores protestantes, en aquel tiempo, les haya dicho que

Maria permanecio siempre virgen, y que a los actuales protestantes, ahora, les diga

que Maria no permaneció siempre Virgen?


 

El magisterio de nuestra Iglesia


Todo el que, imparcialmente, va a consultar la interpretacion de la Biblia, que se

llevo a cabo desde los inicios de la Iglesia, podra comprobar que la Tradicion de la

Iglesia Catolica siempre ha enseñado que Maria dió a luz a Jesus virginalmente y

permaneció siempre Virgen. Nunca los Padres Apostolicos (del tiempo de los

apostoles), ni los Santos Padres (que vivieron entre los años 150 y 600) afirmaron

lo contrario. Tambien los dirigentes de la Reforma protestante se refirieron a la

«siempre Virgen Maria». Sera que durante todos esos siglos el Espiritu Santo

estuvo «dormido» y, al fin, se despertó con los protestantes que vinieron despues

de Lutero, Calvino y Zuinglio? Jesus fue específico en prometer su Espiritu Santo a

su Iglesia. Dijo Jesus: «El los llevara a toda Verdad» (Jn 16, 12). Si la Iglesia se

equivocó durante todos esos siglos, casi mil quinientos años, Donde estaba el

Espiritu Santo prometido por Jesus?


Hijo Primogenito


Con respecto al texto de Mt 1, 25, que informa que Jose recibió la orden de

llevarse a Maria a su casa, la Biblia protestante, de Reina Valera, traduce: Pero

no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogenito, y le puso por nombre

Jesus». Los hermanos protestantes insisten en afirmar que de este texto se

deduce que, despues del nacimiento de Jesus, Jose tuvo relaciones conyugales

con Maria, y que de esas relaciones nacieron varios hijos.

El biblista Esteban Betencourt escribe: «Algunos han querido deducir de este texto

que despues del nacimiento de Jesus, Jose hubiese tenido relaciones conyugales

con Maria. Es una interpretación que no toma en cuenta una particularidad de la

lengua biblica (semita): la expresión «hasta que» corresponde al griego heos hou y

al hebraico ad Ki. Son varios los textos escrituristicos en los que se usa esa misma

expresión para designar simplemente lo que no se dio en el pasado, sin indicar lo

que sucederia despues». El mismo escritor cita algunos ejemplos biblicos que

confirman su afirmación: En Gn 8, 7, se lee: «El cuervo que Noe soltó despues del

diluvio no volvió al arca hasta que se secaron las aguas». No quiere decir que el

cuervo si volvio despues del diluvio, sino que no volvio nunca mas.

En el segundo libro de Samuel, leemos: «Mical no tuvo hijos hasta que

murio» (2S 6,23). Ciertamente no quiere afirmar que Mical tuvo hijos

despues de muerta. En el Salmo 110, 1 se lee: «Sientate a mi derecha HASTA

QUE ponga a tus enemigos como estrado de tus pies». No quiere decir que

cuando sean vencidos los enemigos, Jesus ya no seguira a la diestra del

Padre. Cuando Mateo dice que José «no la conocio hasta que ella dió a luz a

su hijo primogenito», no quiere afirmar, necesariamente, que despues si la

conocio. Es por eso que la Biblia de Jerusalen traduce este texto asi: «Y sin

haberla conocido, dio a luz un hijo» (Mt 1, 25).


En cuanto a lo que se refiere al «HIJO PRIMOGENITO», el mismo comentarista,

Betencourt, explica: «Aun fuera de Israel se podia Ilamar «primogenito» a un niño

que no tuviese hermanos ni hermanas menores; muy bien lo testifica una

inscripcion sepulcral JUDAICA, del año 5 A.C., descubierta en Egipto, en 1922. Alli

 se lee que una joven Ilamada Arsinoe murió «en los dolores del parto de su hijo

primogenito». Notese que en ese texto el modo de hablar que señalamos en

relacion a Mt 1,25: «primogenito» se llama al hijo antes del cual no hubo otro, no,

necesariamente, aquel despues del cual hubo otros» (ob. Cit p. 201).

Esto mismo puede ser aclarado, si consultamos la Carta a los Hebreos, en

donde se lee: «Y nuevamente, al introducir a su PRIMOGENITO en el mundo, dice:

Y adorenlo todos los angeles de Dios» (Hb 1, 6). Ciertamente este versiculo, al

hablar del Primogenito, no afirma que Dios Padre, despues de Jesus, tuvo «otro

hijo». Es importante tener en cuenta que en el griego comun (Koine), la palabra

PROTOTOKOS equivale al hebreo DEKOR: primer hijo de una madre, el que

pertenece a Dios y tiene que ser rescatado segun la ley (Ex 13, 2). Cuando San

Lucas dice «Maria dió a luz a su hijo primogenito», lo que el evangelista quiere

resaltar es la obligación de rescatar al primer hijo, segun lo ordena la ley.

Y los hermanos de Jesus?


Nuestra Iglesia, con sus muchos y excelentes especialistas en la Biblia, ha enseñado

que cuando en el Evangelio se habla de los «hermanos de Jesus», se hace alusión a

«primos hermanos o parientes cercanos», pues en la Biblia, muchas veces, se Ilaman

«hermanos» a los que solamente son parientes cercanos. En Genesis 13, 8, se llama a

Lot, hermano de Abraham: Lot no era hermano, sino sobrino de Abraham. En Gn

29,15, Laban llama hermano a Jacob, pero Laban era tio de Jacob.

San Jeronimo (+420) le contestó muy ardientemente al escritor Tertuliano que

comenzo a hablar de «otros hijos de Maria». El mismo san Jeronimo, primer

traductor de la Biblia al latin, lengua popular de su epoca, llego a exponer la teoria

de que «los hermanos de Jesus» podrian ser hijos solo de Jose que podria haber

enviudado y se habria casado nuevamente. Esto lo tomó san Jeronimo del libro

«apocrifo» El protoevangelio de Santiago. Ciertamente, este libro no es ningun texto

inspirado, pero refleja la mentalidad de la epoca con respecto a los llamados

«hermanos de Jesus».


Por otra parte, es muy notable lo que apunta el conocido comentarista

protestante, Charles Ryle, en el Evangelio de san Lucas (8,19), cuando se refiere a

los «hermanos de Jesus; dice Ryle: «La palabra asi traducida no significa

necesariamente los hijos de la misma madre. Es evidente que en muchos pasajes

de la Biblia, la palabra «hermanos» tiene frecuentemente una significación mas

alta, y puede denotar primos, o parientes mas lejanos». El mismo autor

protestante añade: «Algunos piensan que estos «hermanos» eran hijos de José de

sus primeras nupcias. Otros piensan que eran hijos de una de las hermanas de

Maria» (Lucas, Editorial CUE, Barcelona, 1990 p. 197)


El pastor protestante John Wesley, fundador del «Metodismo», en su «Carta a

un catolico», escribió: «Creo que Jesus fue concebido por obra singular del

Espiritu Santo, nacido de la bendita Virgen Maria, que tanto antes como despues

de darlo a luz, CONTINUO VIRGEN INMACULADA» (Revista En marcha, Brasil, No.

enero-febrero 1972).


 

En los Evangelios se habla de «hermanos de Jesus», pero no hay ninguna cita

biblica que se refiera a «hijos de Maria». Es algo que hay que resaltar. Ademas,

hay que tomar muy en cuenta lo que sucedio en el Calvario, cuando Jesus estaba

por morir. El Señor llama a Juan y le encomendó a su Madre: «Hijo, he ahi a tu

madre». El Evangelio dice que Juan recibio a Maria y se la llevó a su casa (Jn 19,27).

Donde estaban todos los hermanos y hermanas que, segun los hermanos

protestantes, tenia Jesus? No es posible que Maria hubiera sido tan «mala

educadora» que no hubiera logrado que ninguno de sus supuestos hijos e hijas la

acompañaran en ese momento tan tragico de su vida! i,Que hija va a permitir que

un «extraño» se lleve a su madre a su casa? Porque los Reformadores

protestantes, Lutero, Calvino, Zuinglio, investigadores biblicos, nunca encontraron

en los Evangelios todos estos hermanos y hermanas que dicen los protestantes

actuales que Jesús tuvo?


La respuesta no es dificil de encontrar. Los protestantes posteriores a los

reformadores, se fueron encendiendo, mas y mas, en rencor contra la Iglesia

catolica, que no se doblegó para nada ante sus continuos ataques. Entonces la

emprendieron contra lo que el catolico aprecia más. Entre las cosas que el

catolico siempre ha puesto en un lugar de privilegio está la devoción a la Virgen

Maria. Los hermanos protestantes, comenzaron a manipular la Biblia. Procuraron

echar mano de todo versiculo que se acomodara a sus propositos de combate, y

atacaron, nada menos, que a la Madre del Señor. De «Llena de Gracia», de

«Madre del Señor», de «Bienaventurada», de «Bendita entre todas las mujeres»,

la redujeron a «no llena Gracia», «no siempre Virgen», «no Madre de Dios».

Apenas la dejaron como «bienaventurada». Algunos, con verdadero odio, hasta

hablan de la Virgen Maria como de una «mujer como todas las demas», de la cual,

unicamente, Dios se sirvió para nacer. Algunos hermanos protestantes hasta

llegan a decir que Jesus «ni caso le hizo a Maria», cuando le avisaron que lo

buscaban su Madre y sus hermanos (Mc 3, 31-35). Aqui, al que dejan mal parado

los hermanos protestantes es a Jesus, pues, El, que le indica al joven rico que

debia «cumplir los mandamientos» (Mt 19,17), ahora, se muestra como un hijo

que «no honra a su Madre».


Lastimosamente, los hermanos protestantes, por combatir a los catolicos, la

emprendieron, nada menos, que contra la Madre del Señor. Hablan maravillas de

Jesus, pero se refieren a la Virgen Maria con muchos «reparos», tratando de

bajarla del pedestal en que la Biblia y la Iglesia catolica la han colocado. Alguien

con mucha agudeza, afirmaba que los hermanos protestantes se llevan una hora

alabando a la mujer adultera del Evangelio, que se convirtió, pero no dedican ni

un minuto a alabar a la Madre del Señor. Y, si lo hacen, es de una manera

puramente intelectual, no de corazón. Con el pretexto de no empañar la figura de

Jesus, no se expresan muy bien con respecto a la Madre de Jesus. , Sera esto

logico?. Le agrada a Jesus que traten a su santisima Madre de esta manera?


Maria en ambientes protestantes


Junto al pulpito de Lutero, en Wittenberg, habia un cuadro de la Asunción de la

Virgen Maria. Lutero nunca lo retiro de alli. Muchos años despues de su muerte,

alli permanecia en Wittemberg. Lutero escribia un bello estudio sobre el

 

Magnificat en el que llama a Maria «Madre de Dios». Lutero, todos los dias rezaba

el Magnificat, el canto de Maria.

El principal dirigente protestante del Pentecostalismo clasico, David Duplessis,

cuenta que cuando supo de las apariciones de la Virgen María en Medjugorie, con

disgusto determinó ir a comprobar como los catolicos decian a toda hora:”María,

María, María”. Pero su sorpresa fue que lo que mas escucho decir fue: “Jesús,

Jesús, Jesús”. Entonces vio que, María le sirve a los catolicos para llevarlos a Jesús.

La Virgen María no nos aparta de Jesús, ella esta para decirnos “Hagan lo que El les

diga”.(Juan 2,5).


El Padre Dario Betancourt, que ha viajado por muchos paises llevando la Palabra

de Dios, contaba que lo habian invitado a una Universidad Protestante de Estados

Unidos para una platica. All terminar un Pastor le pregunto: Padre usted reza el

Rosario? El Padre Dario creyo que aquel Pastor le queria tomar el pelo.

El pastor le dijo en publico: «Con la sangre de quien hemos sido redimidos? Con

la sangre de Jesus. Y quien le dio su sangre a Jesus? La Virgen Maria. Por eso,

padre, yo rezo el rosario todos los dias. El padre Dario comenta que quedo muy

impresionado. No se esperaba que un pastor protestante diera ese testimonio

delante de todos los universitarios. Una de las cosas que me ha llamado la

atención es que muchos de los hermanos protestantes, que se convierten al

catolicismo, se entusiasman con el rezo del rosario, a veces, mas que los mismos

catolicos.


Dos de los famosos teologos protestantes que se convirtieron al catolicismo son

John Newman y Max Thurian. Los dos dieron testimonio de que lo que les atrajo

mayormente a la Iglesia católica fue la necesidad de recibir la santa comunión y

la devoción a la Virgen Maria. John Newman en su libro, Discursos sobre la fe,

dedica dos preciosos capitulos a la Virgen Maria. Nos expone su punto de vista

como convertido al catolicismo acerca de lo que es para el la Virgen Maria. Una

vez convertido, ya no le repugnó hablar de la Inmaculada Concepción de Maria.

Todo lo contrario, escribió algo maravilloso al respecto, cuando dice: «Si san Juan

Bautista fue santificado antes de nacer, Maria no puede estar solamente en el

mismo plano. Acaso no es logico que sus privilegios superen a los de Juan? No es

extraño que si la gracia se anticipó tres meses al nacimiento del Bautista,

apareciera, con Maria, en el primer momento de su ser, borrara toda imputación

de pecado y llegara antes que la actuación del maligno. Maria debe sobrepasar a

todos los santos. El mismo hecho de que los santos hayan recibido determinadas

prerrogativas nos dice que las de ella han sido las mismas y aun mayores. Su

concepción fue inmaculada a fin de superar a los santos tanto en el instante como

en la plenitud de su santificación» (Ob. Cit p. 357). Max Thurian, a su vez, al

convertirse al catolicismo, escribió algunos libros que especificamente abordan

temas eminentemente católicos: Maria, Madre del Señor, figura de la Iglesia, La

Confesión, Una sola Eucaristia.


Me ha llamado tambien la atención el caso de una religiosa protestante de

Alemania, que ha fundado una congregación con el nombre de "Congregación de

Maria". Esta religiosa se llama Basilea Schlink. Ha escrito un libro titulado “Maria,

el camino de la Madre del Señor”. Esta religiosa y sus compañeras de comunidad,

 todas protestantes, se declaran fervientes devotas de Maria. Todo esto nos indica

que en muchos ambientes protestantes hay un redescubrir lo que, un dia, fue algo

normal para la Iglesia: la devoción a la Madre del Señor.


Ultimamente ha llegado a mis manos un fascinante libro titulado: El regreso a

casa. El regreso a Roma (Ignatius Press, San Francisco, 1993).En este libro se

narra el proceso de conversión de dos teologos protestantes: Scott y Kimberly

Hahn. Dos esposos que eran rabiosos anticatólicos. Los dos graduados en

teologia. Scott era pastor y catedratico en una universidad y en un seminario

protestante. De pronto, en una venta de libros usados, Scott compra la biblioteca

de un sacerdote que habia muerto. Se encontró con lo mejor de los teologos

catolicos modernos, como De Lubac, Garrigou-Lagrange, Ratzinger, Urs von

Balthasar, Pieper, Danielou, Dawson, Sheeben. Cuenta Scott que el se dijo: «No

se porque nunca se nos habló en el seminario acerca de los pensadores

teologicos mas brillantes de los tiempos modernos» Tambien se dijo: «Aunque

estuvieran equivocados, es una mina de oro». Para Scott fue un hallazgo (Ob. Cit.

p. 67).


Mientras Scott meditaba en los enfoques católicos, que presentaban

los teologos con los que se habia encontrado, un dia un compañero

de universidad, llamado Chris, quiso burlarse de el haciendole ver que

habia empezado a .adorar a Maria. Scott le explica porque motivo

creia que debia «venerarse a Maria». Le dijo: «Simplemente recuerda

dos basicos principios biblicos: Primero, tu sabes que como hombre,

Cristo cumplió a la perfección la ley de Dios, incluyendo el

mandamiento de honrar a su padre y a su madre. La palabra hebrea

para honrar, es kabodah, literalmente significa `glorificar'. Asi que

Cristo no solo honro a su padre celestial, sino que tambien honró

perfectamente a su madre terrenal, Maria, otorgandole su propia

gloria divina.


El segundo principio es aun más facil, la imitación de Cristo.

Sencillamente imitamos a Cristo no solo honrando a nuestras propias

madres, sino tambien honrando a quien quiera que El honra, y con la

misma clase de honra que El otorga» (Ob. Cit. Pag. 72). Esta exposicion

de este teologo, que en ese momento era todavia protestante, no deja

de impresionamos como católicos. Nos da una pauta de como alguien

que solo ha escuchado «una campana», al escuchar la «otra», puede

tener una visión mas adecuada de lo que piensa y enseña la Iglesia

catolica.


 Es muy significativa la manera como Scott le procuraba explicar a su esposa

Kimberly, cual era su pensamiento con respecto a la Virgen Maria. En este

momento Scott todavia era protestante. Le dice: «Maria es la obra maestra de

Dios. Has ido alguna vez a un museo donde un artista este exponiendo sus obras?

e:Crees que el se ofenderia si te entretuvieses mirando la que el considera su obra

maestra? e:Se resentiria porque te quedaras contemplando su obra en vez de a el?

`i0ye, es a mi a quien tienes que mirar!'. En vez de eso, el artista se siente honrado

por la atención que le estas dedicando a su obra. Y Maria es la obra por excelencia

de Dios, de principio a fin.... Y si alguien elogia a uno de nuestros hijos delante de ti,

le vas a interrumpir diciendo: 'Demos el reconocimiento a quien realmente le

corresponde?'... No, tu sabes que recibes honra cuando nuestros hijos la reciben.

Del mismo modo, Dios es glorificado y honrado cuando sus hijos reciben honra.

(Ob. Cit.p150).


Dice el pueblo: «Todo es del color del cristal con que se mira». Pienso que

muchos hermanos protestantes, desde niños, han recibido un enfoque incorrecto

con respecto a lo que los catolicos pensamos y sentimos acerca de la Virgen Maria.

Mucho han influido en esto, las exageraciones y desviaciones de muchos catolicos

que han hecho consistir la devoción a la Virgen Maria en una serie de «falsas

devociones», en las que se afirman y hacen cosas que la Iglesia reprueba. El

Concilio Vaticano II arremetió contra la «falsa devoción» a la Virgen Maria. El

Concilio clarificó que la devoción a la Virgen Maria debia estar solidamente

afianzada en la Biblia y en la Tradición. El Papa Pablo VI escribió: «Quisieramos

recalcar que la finalidad ultima del culto a la bienaventurada Virgen Maria, es

glorificar a Dios, y empeñar a los cristianos en una vida absolutamente conforme a

su voluntad» (El culto mariano). Creemos que cuando un hermano protestante

descubre nuestra manera ortodoxa de «venerar» a la Madre del Señor, basada en

la Biblia y en la Tradición, no nos va a juzgar tan desenfocadamente como, con

frecuencia, lo hace.


Llevar a Maria a la propia vida


San Juan escribió su Evangelio hacia el año 100. Al referirse a la Virgen Maria,

propiamente, nos conservó lo que las primeras comunidades sentian acerca de la

Madre del Señor. Juan nos expone tres cosas acerca de lo que pensaban y sentian

con respecto a la Virgen Maria las comunidades cristianas al terminar el primer siglo.

Primero, la tenian como la Madre que Jesus habia dejado para la Iglesia, cuando le

dijo a Juan: «Hijo, he ahí a tu Madre». Juan -el unico apostol que se habia atrevido a

estar junto a la cruz- la recibió en nombre de la Iglesia y se la llevo a su casa. Fue el

«primer devoto de la Virgen Maria». Al vivir bajo el mismo techo, pudo comprobar

que ella era el retrato perfecto del discipulo, que Jesus les habia dejado: La que mas

habia escuchado la Palabra de Dios, y la que mejor la habia puesto en practica.

En el libro de Hechos se aprecia el lugar que la Iglesia primitiva le comenzó a dar

a la Virgen Maria, cuando Jesus ya no estaba fisicamente presente. Al iniciar el libro

de Hechos aparece la Iglesia de Jesus en un retiro espiritual. En primer lugar, se

menciona a Pedro, luego se dan los nombres de los apostoles, a continuacion, se

habla de unos ciento veinte discipulos. Maria esta en medio de esa Iglesia,

 ocupando el lugar de Madre, que Jesus le habia encomendado: «Mujer, he ahi a tu

hijo». Aqui se exhibe la «fotografia» de la Iglesia que fundó Jesus: una Iglesia que

medita en lo que Jesus le predicó. Una Iglesia que ora («perseveraban unanimes en

la oracion» Hch 1,14). Una Iglesia «unanime» -comunidad de amor, una Iglesia con

su Jerarquia, su Magisterio. Una Iglesia con una Madre que acompaña al Jesus

mistico -la Iglesia- como acompaño al Jesus histórico. Esta es la fotografia que Ia

Biblia muestra de la Iglesia de Jesus.


Como san Juan, todos los grandes santos de nuestra Iglesia tambien se llevaron

a la Virgen Maria a su vida. Todos la recibieron como Madre, y dieron testimonio

de lo que ella habia sido en sus vidas para acercarlos a Jesus. Todo cristiano, como

Juan, tambien se lleva a su vida, a su casa. Todos los santuarios dedicados a Maria

son un vivo testimonio de la experiencia de un encuentro de fe con la Madre del

Señor de millones de cristianos que, como Juan, han tenido la bendición de vivir

bajo el mismo techo de Maria.

En segundo lugar, Juan en su evangelio, nos muestra a la Virgen Maria, como

una madre que tiene un poder grandisimo de intercesión ante Jesus. Juan

recuerda lo que vió en Caná de Galilea. Comprobó el poder de intercesión de

Maria ante Jesus. Debido al ruego de Maria, Jesus convirtio el agua en vino para

sacar de apuros a una familia que estaba por pasar una verguenza muy grande (Jn

2,1-11).


El mensaje de Juan es muy claro para la Iglesia: No dejen de llevarse a Maria a su

casa. Ella es una Madre Auxiliadora, que nos acompaña en nuestros momentos

criticos de la vida. Donde esta ella, Jesus va a cambiar el agua de los sufrimientos en

vino sabroso de bendición. Cuando en nuestro hablar popular decimos: “La Virgen

me hizo un milagro”, entendemos que Ella fue la que, como en Cana, le rogó a Jesus

para que convirtiera el agua de mis problemas en el vino de mi gozo espiritual. El

milagro de Cana no es ninguna novedad para nosotros: lo hemos visto repetido

muchas veces en nuestra vida.


Lo tercero que Juan nos enseña es: Maria es una Madre exigente para la Iglesia.

Juan recuerda que antes de que se obrara el milagro de Cana de Galilea, la Virgen

Maria les dijo a los sirvientes: «Hagan lo que el les diga» (Jn 2, 5). Maria esta para

recordarles a sus hijos -la Iglesia- que no podemos solucionar nuestros problemas, si

no «hacemos lo que dice Jesus» en el Evangelio. Maria es la madre que nos

recuerda que Ella esta para señalarnos a Jesus, que es el unico que nos puede

salvar, como la salvo a Ella.


Esta es Ia autentica devoción a la Virgen Maria, que san Juan nos

expone en su Evangelio y que nos recuerda lo que pensaban de la

Madre del Señor las primeras comunidades, al concluir el primer siglo

del cristianismo. La devoción a la Virgen Maria no es, esencialmente,

indispensable para salvarse. En la Iglesia católica a nadie se le obliga a

ser devoto de la Virgen Maria. Es un regalo de Dios: el que lo descubre,

ya no puede dejarlo. Todo cristiano, que, como Juan ha tenido

experiencia de maternidad espiritual de la Virgen Maria, ya no puede

desprenderse de ella. Se vuelve un devoto ferviente de la Madre del

Señor.


 Tuve la bendicion de participar, hace varios años, en Roma, en la reunión

de siete mil sacerdotes de la Renovación Carismatica Catolica del mundo.

Estabamos por iniciar la Eucaristia, cuando alguien anunció que en ese

momento se iba a llevar en procesión un icono de la Virgen Maria. Todos los

sacerdotes sacaron inmediatamente su pañuelo blanco para saludar a la

Madre del Señor. Algunos Iloraban manifestando de esa manera lo que la

Virgen Maria habia sido en sus vidas. Todos esos sacerdotes, como el

sacerdote san Juan, agradecimos el don de Jesus al dejarnos a la Madre

Santisima. Este es el sentir de la Iglesia que fundó Jesús. Le damos a la

Madre del Señor el lugar que le dio la Iglesia de Pentecostes, en donde

Apostoles y discipulos «perseveraban unanimes en la oración en compania

de la Madre de Jesús. (Hch 1, 14). La Iglesia que fundó Jesus es la Iglesia que

debe perseverar unanime en compañia de su madre espiritual, la Virgen

Maria.


Categorías: Ninguna

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

1 Comment

Responder Charlesgopsy
14:44 Eel 26 Ee mayo Ee 2021 
Hi, look what a cool site I found, there you can win from $ 50 to $ 3000 , I managed to win $ 540, good luck to you https://bit.ly/34jKEhC